Secciones
Maritza Morales
Influencers

Maritza Morales: El último aliento de una flor

Ambientalista y directora del colectivo Hunab en defensa del medio ambiente.

por LaVerdad

Maritza Morales

Maritza Morales

Las plantas son seres vivos con movimiento y sonidos propios pero casi imperceptibles para el ser humano, por lo que han sido por mucho tiempo poco valoradas. Pero esos seres, en su mayoría poseedoras de pigmentos verdes, son la base de la vida en el planeta. No me refiero solo a sus propiedades alimenticias, también a sus servicios como reguladoras del clima y como hogar de una infinidad de seres vivos.

                                                               

Si lo pensamos con detenimiento seguramente cambiaríamos la deliberada forma con la que obsequiamos flores para celebrar momentos especiales en nuestras vidas. La mayoría de las plantas que habita en la abuelita Tierra dan flores, aunque existen rebeldes como los helechos que prefieren reproducirse por medio de esporas. Y no se confunda con los hongos, esos no son plantas, pertenecen al reino fungi. Las flores son la estrategia más efectiva que tienen las plantas para reproducirse. Sus hermosos colores resultan atractivos para que los insectos ayuden en su polinización, haciendo que el polen llegue al lugar adecuado para que la planta genere semillas. Sus aromas están coordinados a los tiempos de la naturaleza, pues hay flores que abren por la mañana, otras como los lotos prefieren el medio día y otras especies como el galán de noche espera las condiciones nocturnas para guiar con su hipnotizante aroma a los seres que la disfrutarán. Y cuando termina el efímero momento de la flor, ésta se cierra dando paso a los frutos y semillas. Un espectáculo mágico que en su jardín puede apreciar.

 

Pero qué pasa cuando una flor es cortada en el momento más álgido de su existencia?… el resultado es una agonizante expresión de la vida, a la cual muchas veces su presencia es penosamente extendida con técnicas para que se marchite lentamente, cual moribundo sufriendo en un espacio desconocido y alejado de aquel lugar que fue testigo de su germinación. Siempre me he preguntado si es posible celebrar ante el sufrimiento de otro, básicamente eso hacemos con las flores. Mi imaginación me ha llevado a creer que en el caso de los momentos luctuosos, el aroma de flores se unen al espíritu de nuestro ser querido, para acompañarlo.

 

Si tuviéramos que pedir la opinión de la abuelita Tierra, nos diría que a las flores se les disfruta más cuando vienen con todo y raíz, ya que cada vez que florezcan serán una sonrisa para la persona que las cuida. Y con suerte la planta crecerá para llenar de vida, color y aroma el lugar donde la sembremos.

 

También la abuela Tierra nos invitaría a pensar en los beneficios que las flores generan para otros seres vivos, como las mariposas y las abejas, las cuales últimamente batallan para encontrar polen. En especial las abejas meliponas, insectos yucatecos que carecen de aguijón y producen una miel medicinal altamente apreciada.

 

Las flores silvestres también son hermosas, es increíble su resistencia a los tiempos de sequía y sus raras formas, de las cuales hablaremos más adelante. Les invito a no discriminar a las flores, y la próxima vez regálalas vivas.

Temas

Comentarios

Te puede interesar