Secciones
¿Se va el dinero?
Influencers

¿Se va el dinero?

Por La Espiral por Claudia Luna Palencia, periodista de temas económicos

Twitter: @claudialunapale

por Claudia Luna

¿Se va el dinero?

¿Se va el dinero?

El mercado bursátil, así como el cam­biario, son los peores termómetros acerca de la incertidumbre y la ansiedad de la que son víctimas los agentes económi­cos y financieros ante una serie de factores casi todos ligados con la falta de confianza ya sea por el contexto económico o bien por el rumbo político.

Muchos buitres bursátiles suelen apro­vecharse de alguna de estas dos situaciones o bien de la combinación de ambas para medrar y buscar en la sacudida accionaria pingües ganancias cortoplacistas con el me­noscabo de cargarse la estabilidad.

Esta vez el huracán no es macroeconómi­co, ni un hoyo en las reservas internaciona­les, ni el abismo de la deuda externa (también eterna) ni un shock en los petroprecios o el rebote internacional por ser una de las llama­das economías emergentes a la que casi todo le pega desde lejos como una crisis financiera en Rusia o en Thailandia.

El remolino en estos momentos es la nueva cara del Congreso de la Unión predo­minantemente populista y con las mismas condiciones el Senado de la República. Con el gran ingrediente del triunfo de Andrés Ma­nuel López Obrador que ha venido a empo­derar aún más a todas las llamadas izquierdas en México que son como sabemos muchas camarillas, unas más rojas que otras.

Ya llegaron y ya están en el poder y ahora querrán tomar el poder para sí mismos, hasta hemos visto una transición aterciopelada e inusitada en la que el presidente electo –elegido pero no todavía gobernante- está ejerciendo el poder.

Eso ha provocado inquietud en los diver­sos agentes económicos, voy a decir, nacio­nales porque son los que más están manifes­tándose de diversas formas expresando su malestar ya sea soterradamente en círculos con reuniones en petit comité o bien de for­ma abierta y hasta con sacudidas en la Bolsa Mexicana de Valores y en la parte monetaria en la relación del peso respecto del dólar y del euro.

Ignoro si hay en estos momentos inver­sores foráneos que han decidido no invertir –momentáneamente- en México o reinvertir si ya están en suelo azteca y han optado por mantenerse “cautos” en una posición de stand by durante 2019 a la espera de ver cómo se va desarrollando el primer año de gobier­no de López Obrador y van despejándose las brumas con sus dudas tenebrosas acerca de qué pasará con el Presupuesto; y con el trato a la inversión nacional y sobre todo extran­jera.

Temas

Comentarios

Te puede interesar